Obras de arte que se han convertido en “las más buscadas”

Indudablemente, las pinturas y muchas otras formas de expresión artística, ejercen gran atracción para muchas personas. Aunque no todas posean una intención tan noble como admirar lo plasmado en lienzos. Y es que ciertos individuos, las observan más desde su punto de vista comercial, que en relación al aporte cultural que ofrece a las sociedades.

Algunas de dichas obras de arte, han sido robadas y con el paso del tiempo, recuperadas, tal como pasó con las diversas copias de El Grito de Munch. Sin embargo, y en tono lamentable para Museos y en ocasiones coleccionistas privados, otros lienzos siguen desaparecidos, a merced de un mercado negro de vendedores de arte que incluso son buscados por la INTERPOL.

Artistas de la talla de Picasso, Matisse, Rembrandt, Velázquez, Van Gogh, han sido víctimas de la desaparición de sus obras.

Le pigeon aux petits pois, obra de Pablo Picasso

Se encuentra desaparecida desde el mes de mayo del año 2010, cuando un solitario y encapuchado hombre vestido de negro, burló las alarmas y hombres de seguridad del Museo de Arte Moderno de la Villa de París, cargando con otras cuatro obras de arte, que se tasaron en su momento por una totalidad de 100 millones de Euros. Desde un principio se sospechó que se trató de un robo encargado por algún excéntrico millonario que pretendía ampliar su colección de arte.

Al sol de hoy, se desconoce el paradero de las obras robadas, y este evento ha sido catalogado como el robo de obras de arte, más fácil de la historia.

 La pastorale, de Matisse

Fue sustraída en el mismo robo al Museo de Paris, del cual se llevaron la obra de Picasso anteriormente señalada, además de las otras pinturas: L`oliver prés de l´Estaque, de Braque; La femme á l´éventail de Modigliani y Nature morte aux chandeliers, de Lége.

Auvers Sur Oise, de Cézanne

Robado en enero del año 2000, del Museo Ashmolean de Oxford (en Reino Unido). Solo este óleo está tasado por más de 4,5 millones de Euros.

Storm on the Sea of Galilee, de Rembrandt

Un hecho verdaderamente lamentable para la cultura e historia, tuvo lugar el año 1900 cuando delincuentes disfrazados de policías robaron el cuadro y otras 12 obras de arte, del museo Gardner de Boston. La muestra sustraída fue tasada por 250 millones de dólares. En este caso de trata de un Rembrandt del año 1633, que forma parte de la juventud del artista de origen holandés, y su único cuadro de marina, en el cual también se autorretrata entre los náufragos del navío.

Actualmente, está considerado como el mayor robo en la historia de las artes que aún no ha sido resuelto y por el cual, se encuentra propuesta una recompensa de 10 millones de dólares, para aquella persona que pueda dar información real y puntual sobre el destino de las obras de arte en cuestión.

Dama desconocida y Mano, ambas de Velázquez

Estos óleos llevan más de 20 años desaparecidos, y sin pistas que hagan prever su pronto hallazgo. Fueron hurtados en el mes de agosto del año 1989, del Palacio Real de Madrid.

Brooms and Red Poppies y View of the Sea at Scheveningen de Vincent van Gogh

La primera, sustraída en Giza (Egipto)  y la segunda, fechada del año 1882, fue  robada en el año 2002 del Museo que lleva el nombre del artista en Ámsterdam.

Estas son sólo algunas de las más conocidas obras que aún se hayan desaparecidas, pues la base de datos de las autoridades encargadas de custodiar el arte sobre todo en España, calculan en más de 8000 las piezas de arte, entre pinturas, esculturas, piezas arquitectónicas y arqueológicas las que se hayan en el mercado negro.

Comments are closed.